Cremas antiarrugas: ¿a qué edad hay que empezar?
19426
post-template-default,single,single-post,postid-19426,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
cremas antiarrugas

02 Mar Cremas antiarrugas: ¿a qué edad hay que empezar?

Lo más importante que hay que tener en cuenta al hablar del envejecimiento cutáneo es que prevenirlo consiste en un maratón, no es un sprint.

Esto significa que, si queremos combatir de forma efectiva los signos del envejecimiento, es imprescindible empezar a usar cremas antiarrugas antes de que aparezcan estos signos. Es un error pensar que por empezar un tratamiento antiarrugas un día, al siguiente vamos a ver resultados.

Sin embargo, hay que cuidar la piel desde la adolescencia para prevenir correcta y eficazmente el envejecimiento de la piel. Para ello, es fundamental una buena limpieza diaria, la hidratación y la protección solar.

Se suele decir que a partir de los 25 años es conveniente introducir en la rutina productos preventivos, pero no tienen por qué ser cremas antiarrugas, sino cremas ricas en nutrientes y antioxidantes. Recuerda que, la piel de los 30 hay que trabajársela a los 20.

Cremas antiarrugas para cada edad

Es a los 30 cuando empiezan a ser necesarias las cremas antiarrugas. Sin embargo, es fundamental que la crema que utilices sea la que necesita tu tipo de piel, no sirve de nada aplicarse cualquiera. También deben ser productos que contengan vitaminas y anti radicales libres para luchar contra los primeros signos de la edad y atenuar las líneas de expresión.

Lo ideal es adaptar el tratamiento antiedad a las necesidades de nuestra piel y a la edad que tengamos. Ten en cuenta que a los 30 tu piel no tendrá las mismas carencias que a los 45, edad a la que la firmeza de la piel es de los problemas más preocupantes. Y ocurre lo mismo a partir de los 55 años, cuando las hormonas de la menopausia comienzan a afectar a nuestra piel.

Efectos de las cremas antiarrugas

Es normal que las cremas antiarrugas tarden un tiempo en hacer efecto porque su rango de acción es visible a largo plazo. Además, para notar los efectos, es imprescindible elegir el producto que mejor se adapte a tu piel. Por último, hay que elegir la crema que corresponda con la etapa en la que te encuentras.

¿Quieres saber más? Dale a PLEI

 



Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies