Los 5 errores que no debes cometer al cuidar tu piel
19730
post-template-default,single,single-post,postid-19730,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
errores que no debes cometer al cuidar tu piel

04 Dic Los 5 errores que no debes cometer al cuidar tu piel

En cuestiones de piel nunca está de más informarse. Es un error no conocer los cuidados que merece nuestra piel, pues puede ser muy perjudicial, y podemos alterar su estado, dañándola de manera visible.

Si os cuidáis habitualmente, tenéis que cuidaros bien. Os contamos las costumbres que NUNCA deberíais seguir en vuestra vida diaria si queréis tomar el buen camino de la belleza. ¡Toma nota y predica con el ejemplo!

#1. No desmaquillarse ni limpiar la piel

¡ALERTA, ERROR! Este hábito es, por desgracia, uno de los más extendidos. ¿Quién no ha oído alguna vez a esa amiga que siempre dice que no se desmaquilla nunca cuando vuelve a casa por la noche? NUNCA debes irte a la cama sin limpiar tu piel a fondo, y no sólo por el maquillaje: piensa en todo lo que acumula tu piel durante el día. Sudor, células muertas, toxinas ambientales… Lo ideal es que limpies tu piel mañana y noche. ¡No hay excusas que valgan!

limpieza facial

#2. Utilizar crema antiarrugas en una piel joven

¡No te apresures demasiado! Está bien prevenir, pero has de saber lo que usas. Trata de adquirir productos según tu edad, tu tipo de piel y tus necesidades. Las cremas preventivas, si tienes entre 2o y 25 años, son ideales para la piel joven que no sufre de arrugas marcadas, ¡pero no compres nada sin conocimiento! Comprar una crema antiarrugas para piel madura y utilizarla en una piel joven es totalmente contraproducente.

#3. Exfoliación excesiva

¡Quieta, la piel no necesita TANTA exfoliación! Este tratamiento contribuye a la eliminación de células muertas, favoreciendo la renovación epidérmica y la absorción de ingredientes activos de tus productos. 1 o 2 veces por semana, si no tienes la piel sensible, sería lo adecuado. Si tu piel es sensible o reactiva, espacia mucho más el uso de productos exfoliantes. Exfoliar en exceso puede dañar la capa superficial de tu piel, irritarla y alterarla. ¡No te pases!

#4. Lavarse la cara demasiado

La piel cuenta con una capa externa protectora que, además, evita la pérdida transepidérmica de agua. Lavar tu rostro en exceso puede ser muy agresivo. La sensación es la contraria: parece que lavando mucho tu cara, esta estará más limpia, ¡pero pensar esto es un error!

#5. No protegerse del sol a diario

Insistimos mucho en esto, ¡pero por algo será! Erre que erre: ¡que el sol no sale sólo en verano, cuando estás en la playa! Cada día has de ser precavida y cuidar tu piel frente a los dañinos rayos solares. Utiliza cremas diarias que protejan las partes que expones al sol, ¡más vale prevenir!

protección solar todo el año


Dale a PLEI y descubre mucho más contenido sobre MATIS



Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies