¿Necesitas hidratación en tu piel? El aceite de almendras lo mantiene.
20109
post-template-default,single,single-post,postid-20109,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
Aceite de almendras

23 Sep ¿Necesitas hidratación en tu piel? El aceite de almendras lo mantiene.

Hace unas semanas ya hablamos sobre el aceite de almendras y sus propiedades. Hoy nos vamos a centrar más en uno de sus beneficios, su poder hidratante.

Como ya sabemos, el aceite de almendras contiene antioxidantes, diferentes ácidos grasos y vitaminas, que ayudar a cuidar la piel e incluso el cabello. Estos activos le permiten regenerar la piel y rejuvenecerla.

El aceite de almendras es altamente hidratante, gracias a sus activos, y consigue crear una capa protectora que ayuda a que no pierdas la humedad interna. ¿Cómo puedes utilizarlo?

  • Puedes utilizarlo directamente como un hidratante facial, aplicando una o dos gotas en el rostro limpio. Con el, conseguirás una piel hidratada, suave y lisa.
  • También puede convertirse en un buen hidratante corporal. Además conseguirás disminuir la apariencia de estrías y cicatrices que puedas tener por el cuerpo.
  • Otro uso que puedes darle es como mascarilla hidratante. Ya sea en el rostro o en zonas más secas y ásperas como pueden ser codos o pies, aplicarlo durante unos minutos provocará la reparación y la hidratación de la zona.

Lo mejor es que este aceite es apto para todo tipo de pieles, sin importar si tu piel es grasa, mixta o seca. Si no lo has probado ya, aprovecha los beneficios hidratantes del aceite de almendra. Y no olvides que si quieres más información sobre el aceite de almendra, visita nuestro blog.



Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies