Recupera tu rutina facial y corporal tras el verano, ¡tu piel lo agradecerá!
19616
post-template-default,single,single-post,postid-19616,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
recupera tu rutina tras el verano

30 Ago Recupera tu rutina facial y corporal tras el verano, ¡tu piel lo agradecerá!

Sabemos que admitirlo es duro: el verano llega a su fin. ¡Pero no te preocupes, seguro que cosas fantásticas están por llegar en los meses que se avecinan! Y con tu rutina facial siempre como mejor aliada, te comerás el mundo. Si notas tu piel maltratada después de los meses de calor debido al sol, a la falta de constancia o diferentes agentes externos… ¡Al rescate!

El verano es una época estupenda para disfrutar, pero en ocasiones factores como el sol, el salitre del mar, el cloro, o simplemente los descuidos que podemos tener al no estar siempre en casa pueden pasar factura en nuestra piel, ¡y hemos de remediarlo! Te contamos cómo volver a la rutina de cuidados faciales y corporales después de las vacaciones, ¡y a agarrar septiembre por los cuernos!

Dedícate tiempo

Solo hacen falta 10 minutos mañana y noche para notar mejoras en tu piel si eres constante. Recuerda: primero limpia tu rostro (¡da igual que no lleves maquillaje!), utiliza tu contorno de ojos, tu sérum habitual, hidrata tu piel y sigue protegiéndote del sol. ¡Que ya no vayas a ir a la playa no significa que el sol vaya a dejar de salir!

La deshidratación de la piel suele ser uno de los problemas más comunes de la rentrée. Nuestra piel se ha visto expuesta a diferentes agentes externos propios del verano que, a la larga, pueden ser perjudiciales. ¡Hidrátate en profundidad y dile adiós a los efectos nocivos de la época estival! Pero recuerda: si notas cualquier anomalía, acude a tu dermatólogo y a tu centro de estética de confianza para un diagnóstico eficaz de la piel. 

¿Qué pasa con el sol?

A estas alturas, ya sabemos que el sol tiene una doble cara: amigable y beneficioso por un lado, pero perjudicial para nuestra piel por el otro. ¡No dejes de proteger tu piel frente a los rayos solares, hazlo durante todo el año! 

Si después de tus vacaciones percibes manchas solares en tu piel, acude a profesionales para que valoren de qué tipo se tratan y así comenzar el tratamiento más eficiente.

Di SÍ a los tratamientos complementarios

Recomendamos una exfoliación con hidratación corporal que elimine esas células muertas adquiridas durante la época estival. Tu piel, renovada, recibirá mucho mejor la época que está por llegar y los tratamientos que te apliques asiduamente.

Una vez a la semana, una exfoliación facial es más que recomendable, y has de ser consciente de que todos los excesos son malos. ¡No te pases o dañarás la capa protectora natural de tu piel! Si tu cutis es sensible, espacia el tratamiento de exfoliación aún más: recomendamos una vez cada dos semanas.

Las mascarillas hidratantes y los masajes faciales también son una opción a considerar para la vuelta de vacaciones: ayudarás a tu piel a recuperar la elasticidad que haya podido perder durante el verano.

 

Si te saben a poco estos consejos de belleza, ¡dale a PLEI y encontrarás muchos más!

 



Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies